Seguidores

domingo, 30 de octubre de 2016

Los 15 diputados del PSOE que votaron no

Quince diputados socialistas han votado en contra de la investidura de Mariano Rajoy, en la segunda votación del proceso, que se resolvía por mayoría simple. Descontando a los siete parlamentarios del PSC, también hay representantes de las federaciones de Baleares —sus dos diputados, Sofía Hernanz y Pere Joan Pons, no han acatado la resolución del comité federal— Aragón, Castilla y León, Galicia, Madrid y País Vasco. Adriana Lastra y María González Veracruz, que pertenecieron a la dirección de Pedro Sánchez, han votado “por imperativo, abstención”.
El candidato del PP ha acabado así con su condición de presidente interino desde hace casi un año ya que necesitaba la abstención de 11 parlamentarios de los 84 que forman el grupo parlamentario del PSOE. Seis de los diputados rebeldes –su número ha aumentado de 14 a 15 tras la renuncia de Pedro Sánchez; había una decena de parlamentarios que dudan entre la abstención y el no- han explicado a EL PAÍS sus argumentos para mantenerse en el no, pese a contravenir la resolución que el comité federal aprobó el pasado domingo de abstenerse en segunda votación por 136 votos (59,15%) a 96 (40,85%).
El presidente y portavoz del grupo, Antonio Hernando, se ha reunido durante la jornada con algunos de los diputados cuyo voto no estaba claro para intentar hacerles cambiar de parecer, han afirmado algunos de los protagonistas. La sanción a los diputados rebeldes puede ir desde una multa económica de 600 euros hasta la expulsión. El artículo 78 de los estatutos federales del PSOE establece que los miembros del grupo parlamentario “están sujetos a la unidad de actuación y disciplina de voto”. “Si la actuación originada” por los diputados “se estimase grave por el comité federal”, añade, “este tendría facultades para proceder a darle de baja en el grupo parlamentario, procediendo a incoar el correspondiente expediente, que será tramitado por la comisión federal de ética y garantías para que dicte las resoluciones a adoptar”.
Así dijeron 'no' los 15 diputados rebeldes del PSOE. ATLAS
Meritxell Batet, cabeza de lista por Barcelona y en la dirección del grupo parlamentario del PSOE en el Congreso. Diputada las cinco últimas legislaturas y licenciada en Derecho, pertenecía a la ejecutiva de Sánchez, que la llevó como segunda en la lista de Madrid en las elecciones del 20-D. Su primer cargo orgánico fue la secretaría de estudios y programas en la dirección del ex secretario general. También participó en las reuniones del equipo negociador para intentar lograr los apoyos necesarios y formar Gobierno previas a la investidura fallida de Sánchez y en los dos meses siguientes. Batet no cree que vaya a romperse la relación entre PSOE y PSC pese a que los socialistas catalanes rompan la disciplina de voto: “No conviene a nadie”.
Marc Lamuà, secretario de Organización por Girona y doctor en Arqueología. “Nuestros motivos son en dos vertientes: la primera, una de tipo orgánico. Nuestro máximo órgano entre congresos, el Consell Nacional, se manifestó claramente por 241 votos favorables y una sola abstención a que nuestro grupo de siete diputados se mantuviera en el no en primera y en segunda votación. Es lo que vamos a hacer, es lo que nos han mandatado nuestros compañeros y nuestros representantes”, explica este diputado las dos últimas legislaturas, en representación de los demás parlamentarios del PSC: Manuel Cruz, catedrático de Filosofía, número dos por la circunscripción de Barcelona y en su primera legislatura; María Mercè Perea, teniente de alcalde en L’Hospitalet y diputada las dos últimas legislaturas; Lídia Guinart, teniente de alcalde en Santa Coloma de Gramanet, periodista y diputada las dos últimas legislaturas; y Joan Ruiz, secretario de organización en Tarragona y diputado las cuatro últimas legislaturas.
Lamuà incide en “la situación especial que va a vivir Cataluña en este curso político 2016-17 en el que va a haber la última aceleración, el último órdago, que quieren lanzar los independentistas al Gobierno de España” para no virar del no a la abstención. “Se necesita necesariamente un PSC fuerte que siga defendiendo las posturas del catalanismo político, que tiene que ser el punto central en el que se vuelva a reanudar la convivencia política de todas las partes en Cataluña. Por eso creemos y por eso hemos pedido confianza y comprensión a los compañeros del PSOE para que podamos mantenernos en el no”, esgrime.
José Zaragoza, exsecretario de Organización del PSC, renunció de la dirección del grupo parlamentario después de que el PSOE le invitara a hacerlo cuando el PSC votó, por vez primera, diferente. Fue en una propuesta de resolución sobre el derecho a decidir de los ciudadanos de Cataluña mediante un referéndum legal y acordado con el Gobierno de la nación que presentó CiU y no salió adelante. "Estamos convencidos de que con el diálogo solventamos los problemas", se ha mostrado conciliador esta semana.
Margarita Robles, número dos por Madrid como independiente esta legislatura, votará con “orgullo y con verdadero honor”, no a la investidura de Rajoy. “Ese es el compromiso que asumí cuando me presenté como independiente. El PSOE tiene que ser el partido del cambio y no podemos de ninguna manera aceptar que con la abstención del PSOE puedan continuar cuatro años más de Gobierno de Rajoy, que han traído a España la desigualdad, la pobreza, que han limitado los derechos y las libertades, que no se han preocupado de los dependientes, de las mujeres, de los parados, de los jóvenes”, argumenta. “Por eso, con toda contundencia, precisamente con coherencia, por responsabilidad, porque creo que es lo que quieren los militantes y los votantes socialistas, y porque creo que es lo mejor para España, votaré no a Mariano Rajoy”, es el razonamiento de la magistrada.
Zaida Cantera, número seis en la lista de Sánchez por Madrid como independiente, votará en contra por “conciencia”. “Cuando estuve en la campaña electoral me comprometí a que las políticas de Mariano Rajoy y del PP no seguirían. Me comprometí con los más débiles, con las mujeres que sufren violencia de género, con aquellas personas que tienen necesidad de ser atendidas en el sistema sanitario, con nuestros jóvenes a que iban a tener una educación igualitaria, con todas las políticas sociales del PSOE... Y para mí, la palabra es muy importante”, explica la excomandante. “La palabra es mi razón de ser. La palabra que os he dado es mi valor. Y sin mi palabra, ¿a quién defendería en esta Cámara? ¿Qué políticas defendería? Si queremos cambiar nuestra palabra, deberíamos de consultaros”, explica Cantera, diputada las dos últimas legislaturas.
Odón Elorza, diputado vasco y exalcalde de San Sebastián votará no a Rajoy por “conciencia y por razones de ética”. “De entender la ética y la política como un compromiso con el electorado, un compromiso con un programa electoral, un compromiso en torno a un proyecto de transformación y cambio que entiendo que, si no voto que no, se ve realmente alterado, se ve perjudicado en su credibilidad, en la confianza de la militancia y la ciudadanía y la sociedad española hacia el PSOE”, razona en conversación con este diario.
Elorza pidió la libertad de voto en la reunión que diputados y senadores mantuvieron con el presidente de la gestora, Javier Fernández, la semana pasada, basándose en el artículo 33 del reglamento del grupo parlamentario: “El pleno del grupo parlamentario podrá excepcionalmente acordar la libertad de voto por razones de conciencia una vez oídas las razones del parlamentario o parlamentarios solicitantes”. Elorza reivindicó un Gobierno alternativo al de Rajoy que "no se pudo intentar porque se boicoteó al secretario general". Considera la abstención “una circunstancia muy dura para el conjunto de los socialistas”. “Para todos nosotros, pero creo que por razones de conciencia y con pleno convencimiento votaré que no porque es el compromiso que en su día establecimos con el electorado y no le podemos traicionar”, zanja.
Pere Joan Pons, exjefe de gabinete de la presidenta de Baleares, Francina Armengol –fue, de los siete presidentes autonómicos, la única que se mantuvo en sintonía con Sánchez- y diputado esta legislatura, considera que el PSOE ha tenido una posición “razonable y razonada” desde el 20-D, “dando soluciones” y “tratando de proponer un Gobierno alternativo que liderase el cambio y que liderase el diálogo”. “Me presenté con un compromiso, que era luchar por Baleares y luchar con un no a Rajoy. Hoy es imposible para mí por razones éticas, políticas y morales (…) Hoy me es imposible validar unas políticas de alguien al que batallé y luché durante toda la campaña”, justifica.
Sofía Hernanz forma parte de la dirección del grupo parlamentario socialista. Diputada las tres últimas legislaturas y licenciada en Derecho, también es de la absoluta confianza de Armengol. La posición de los dos diputados por Baleares implica que, aparte del PSC, todos los parlamentarios de la federación del archipiélago se oponen a la abstención en bloque.
María del Rocío de Frutos, diputada por Ourense las últimas dos legislaturas, votará no “convencida”. “Durante toda la campaña les prometimos a los ciudadanos, a los votantes, a la sociedad, que era necesaria otra forma de hacer política, que no podíamos soportar tener más trabajadores pobres, que no podíamos soportar que nos recortaran nuestros derechos, nuestras libertades, que nos hicieran más pobres… Y, desde luego, con mi voto no va a ser”, observa la parlamentaria gallega. “Pase lo que pase. Asumiendo cualquier tipo de consecuencia”, subraya esta licenciada en Derecho e inspectora de Trabajo y de la Seguridad Social.
Susana Sumelzo, diputada las tres últimas legislaturas por Zaragoza y responsable de la secretaría de Administraciones Públicas en la ejecutiva federal de Pedro Sánchez, cree que abstenerse es “ceder el liderazgo de la oposición” a Podemos. La parlamentaria aragonesa, exsenadora y licenciada en Derecho, remite a la “coherencia” con el discurso en las campañas de las elecciones generales del 20-D y del 26-J para que el PSOE no pierda “credibilidad”.
María Luz Martínez, diputada por Palencia las dos últimas legislaturas, se ha sumado a última hora, tras varios días de reflexión, a los parlamentarios que han optado por el no a Rajoy.

No hay comentarios: